viernes, 5 de marzo de 2010

ratotas

Según wikipedia, la cleptomanía se define como transtorno del control de impulsos que lleva al robo compulsivo.

Según la Real Academia Española, es la propersión morbosa al hurto.

Según Health Library, este trasntorno no viene solo, se acompaña por ansiedad, depresión, abuso de sustancias, trasntornos alimenticios y otros transtornos del control de los impulsos.

Eso lo entiendo, va.

Lo que no me convence, es la cultura implicita que, fuera de la cleptomanía, te lleva a tomar algo que no es tuyo.

Te creo que en la calle te encuentres a un desconocido que tuvo un mal día, o que ya es su modus vivendi y decida que estás en el lugar indicado en el momento indicado (claro, para el) y te robe tus cosas.



¿Pero un compañero de la oficina? (o compañera, no seamos sexistas) que motiva a alguien que diario te va a ver, a tomar un teléfono de tu lugar, que no te digan que estaba solito y nadie le hacia caso, no puede decir que se lo encontró en el baño.

O que alguien lo dejó en el comedor, por que no!

Lo tomaron directamente de mi escritorio conmigo a dos pasos de distancia, no puedo creer que no pueda tener la seguridad ni siquiera de voltear al escritorio de a lado, el de mi jefa, para revisar pendientes y alguien se aproveche y tome mi celular.

México es un país que tiene el gobierno que se merece.
Si eso hacen en su lugar de trabajo, en su casa seguro son iguales.

¿Cómo pueden quejarse y exigirle a las autoridades, al gobierno, a los diputados, al poli de la esquina? Incluso al señor de la tiendita...

Comprate otro, ok, eso le da una solución temporal al hecho de que me dejaron sin mi celular, pero a todo lo que trae de fondo, a la inseguridad, a la falta de respeto, al abuso de confianza... la hipocresía.

Estamos mal, y no queremos hacer nada por remediarlo.

Tenemos el país que merecemos, y es una pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario